Si estás viviendo la fantástica etapa de tu embarazo o planeas hacerlo, uno de los aspectos más importantes que debes considerar para el cuidado de la salud, tanto tuya como la de tu bebé, es la alimentación.


Llevar a cabo un correcto y completo programa de nutrición durante el embarazo, conllevará múltiples beneficios para el sano desarrollo de tu bebé durante sus diversas etapas de gestación, además de proporcionarte las condiciones ideales para llegar en excelente estado al momento del parto.


Para ello, se recomienda no dejar de consumir alimentos que contengan los nutrientes necesarios que favorezcan la salud de huesos, dientes, piel, vista, músculos, así como la producción de glóbulos rojos y almacenamiento de energía, entre muchos otros factores.


Entre los principales nutrientes favorables durante el embarazo, destacan:


Vitamina A.- Se encuentra en las zanahorias, papas y vegetales de hojas verdes.


Vitamina B.- Contenida en la carne de res, de pollo, pescado y gran parte de los lácteos.


Vitamina D.- La encontramos en la leche y sus derivados, pan y cereal.


Hierro.- En alimentos como el cereal, espinacas, algunos panes y en la carne roja sin grasa.


Proteínas.- Las carnes de pollo, res y pescado las contienen en grandes cantidades, además de las claras de huevo, mantequilla y la soja.


Carbohidratos.- Contenidos en granos como el arroz, cereal, pastas, frutas, harinas en general.


Calcio.- Lácteos y sus derivados, además de pescado como el salmón y la sardina.


Recuerda que tu régimen alimenticio durante el embarazo debe estar suministrado y supervisado por un profesional en ginecología, quien te dará las atenciones adecuadas en temas de nutrición, para que vivas tu maternidad al máximo.